Ubicado en el centro de Cancún, en una tranquila calle, llama la atención la Habichuela por su fachada con similitudes de el Palacio de los Brujos en Uxmal. Una típica palapa en el lobby, nos introduce a un lugar diferente.
 
Cruzando pasamos por un hermoso salón arropado de maderas preciosas, pinturas y mesas elegantemente vestidas, un bar de botellas genuinas de buen gusto y sabor,accedemos a un jardín a cielo abierto, donde resalta la vegetación y los frisos, estelas y estatuas de la gloriosa cultura maya.
 
Grandes sectas de forja antigua le dan el glamour y colorido donde el tiempo se detiene y nos transporta en otra época y lugar.