La Habichuela es un negocio familiar que es considerado un símbolo de la ciudad de Cancún, gracias a su ambiente que es un homenaje a la gran cultura maya, en un entorno único.

En operación desde el año 1977 casi en los inicios de Cancun, ha sido siempre operado por la familia Pezzotti. Armando y Clara, han sabido mantener el gusto por la buena comida y particularmente el trato cordial y respetuoso, con el que sus colaboradores, por décadas han demostrado los valores de esta empresa familiar pionera de Cancun.

El centro de la ciudad fue el escenario principal por 33 años, Armando hijo acerca el restaurante a sus clientes de la zona hotelera, con un lugar digno de la gran tradición; La Habichuela Sunset.